¿Cómo alargar los préstamos rápidos?

El auge creciente de la crisis ha obligado a muchos españoles a refugiarse en los créditos a fin de poder cubrir algunas de sus necesidades y es que por la imposibilidad de acceder a los préstamos rápidos de la banca tradicional estos usuarios han tenido que buscar muchas otras alternativas

 

Los prestamos rápidos

 

Los préstamos rápidos constituyen un alivio para muchos y es que por la naturaleza de los mismos muchas personas que jamás calificarían para un crédito en la banca tradicional pueden obtener financiamiento inmediato en este sistema de banca en línea.

 No cabe duda que el sistema de préstamos rápidos por internet resulta muy atractivo para muchas personas que necesitan dinero rápido para suplir diversas necesidades que van desde aprovechar una oferta, costear algún problema de salud repentino, organizar una fiesta, entre otros.

 

Tramitación de los préstamos rápidos

 

   Los préstamos rápidos se tramitan en pocos minutos, se envía información bancaria casi siempre vía correo electrónico, se envía la tarjeta de identidad, se llena una solicitud donde se debe colocar el monto a solicitar y donde se aceptan las condiciones. El proceso de aprobación es rápido y en pocos minutos puede obtener el veredicto.

  Por lo general los préstamos rápidos tienen condiciones más rígidas que los bancos tradicionales, en lo que se refiere a plazos, tasas de interés, entre otros. Por lo que al momento de solicitar un préstamo en estas empresas es necesario evaluar sus posibilidades y capacidad de pago en el tiempo que le exijan.

   Esto es muy importante pues al no cancelar a tiempo el solicitante puede caer en morosidad y ser incluido en listas que en realidad le afectarán su gestión crediticia en el futuro.  Ahora bien, en caso de no poder pagar el préstamo en el momento, ¿Será posible alargar el crédito?

 

Proceso de ampliación

 

  Lo primero que se debe tomar en cuenta para analizar si es posible este proceso es conocer la empresa donde se solicitó el préstamo, es decir su historial, sus políticas, analizar el tipo de crédito que solicitaste y si éste cumple con los requisitos de ampliación.

  Es importante considerar que ninguna de estas empresas verá con buenos ojos que quieras modificar o ampliar un préstamo que ya hayas firmado, pues lo verán como una falla que podrá afectar tu historia en el futuro.

   Recuerda que se trata de un contrato que ambas partes suscribieron y se comprometieron en cumplir por eso no cae bien que ahora pretendas hacer modificaciones ampliando el plazo para poder cancelar.

   Los bancos no están muy dispuestos a modificar los plazos de los créditos porque se altera su planificación financiera, por lo que no es recomendable solicitarlo, eso afectaría tu reputación. Sin embargo, las empresas que  otorgan préstamos rápidos pueden recurrir a garantías con otras empresas para garantizar estas ampliaciones o modificaciones.

  Algunas empresas de préstamos rápidos tienen como oferta la posibilidad de ampliar los plazos de los préstamos. Generalmente, estas empresas ofertan promociones, descuentos, premian a los buenos clientes y la posibilidad de modificar y ampliar los plazos por alguna razón sustentada es posible aceptarla. De ahí que es importante analizar bien la empresa que fungirá como financista.

  Se hace necesario investigar las opciones antes de tomar una decisión definitiva, pues esto forma parte de las garantías con la que contará el solicitante en caso de emergencias. Siempre es importante leer la letra pequeña del contrato pues allí por lo general es donde existen las condiciones que no favorecen tanto al cliente.

 

 Consideraciones

Los préstamos rápidos son muy versátiles, prácticos y permiten resolver problemas puntuales, como por ejemplo la falta de liquidez para asumir conflictos personales, familiares, entre otros. Para evitar estas ampliaciones y alargar los préstamos rápidos es necesario contar con una buena planificación financiera, tener disciplina al momento de asumir nuevas deudas y reunir sin falta el importe para el pago de las cuotas. Esto es importante para formar una buena reputación financiera.