¿Conoces estos métodos de ahorro?

Todos sabemos lo difícil que es planificar hacia el futuro. Pareciera que el día a día nos consume de una manera tan bestial, que pensar en torno a lo que haremos en seis meses más resulta una verdadera locura. Es así como funciona la actualidad, una vorágine de gastos, placeres y movimientos de dinero que parece no tener pausas.

Es por esta razón que para muchos resulta sumamente difícil ahorrar dinero. No es que sean malos gestionando sus ingresos y gastos, sino que muchas veces estamos sumergidos de manera tal en el “momento” que no tenemos cabeza para establecer métodos de ahorro. Pero no te asustes, que para todo hay una solución (o varias).

A continuación te dejaremos algunos de los métodos más utilizados para ahorrar dinero, técnicas que han servido por generaciones o que han surgido recientemente debido a esta necesidad. Presta atención y toma nota.

 

La bandita libreta

Muchos no lo saben, pero tomar conciencia de nuestros gastos es una labor bastante más sencilla de lo que parece. Llevar un registro minucioso y detallado de cada uno de los euros que gastamos nos ayudará de sobremanera a entender cómo es que se nos va el dinero y cuáles son las mejores maneras de conservarlo.

Para esto es necesario tener tan solo una libreta en la que registrar de manera sagrada cada una de las transacciones que tengamos a lo largo del mes. Hasta la cuestión más mínima que nos obligue a ejecutar un gasto deberá ser registrado en nuestra libreta, costumbre que nos clasificará pertinentemente todo lo que necesitamos saber para ahorrar.

 

El método de las 52 semanas

Por supuesto, además del orden y de la responsabilidad, también hay técnicas que se han desarrollado para ayudar a las personas a generar ahorros. Este método dura 52 semanas, pero tras ese tiempo deberías lograr ahorrar cerca de 1400 euros. El funcionamiento es sumamente sencillo y solo estará en tu constancia hacer que funcione de buena manera.

La norma es sencilla: cada semana se deposita en una hucha (o cualquier recipiente que estimes conveniente) una cantidad de euros igual al número de la semana en que te encuentras. Es decir, la primera semana depositas 1 euro, la segundo semana depositas 2 euros y así hasta la semana 52, en la que depositarán 52 euros.

Como ves, nada del otro mundo. Atrévete a intentarlo tú también.

 

El método de los 30 días

Este método es bastante similar al anterior. La única gran diferencia es que, en vez de durar 52 semanas, solo dura 30 días. La premisa es la misma: depositar una cantidad de euros equivalente al día en el que te encuentres. De esta manera, el primer día depositas 1 euro, el segundo día depositas 2 y así hasta llegar al día 30, en el que depositarán 30 euros.

Al finalizar este período deberás reunir una suma superior a los 400 euros, cantidad nada despreciable a la hora de tener ahorros a los que echar mano.

Por supuesto, siempre podrás utilizar las tradicionales cuentas de ahorro para evitar caer en la tentación de gastar el dinero que has conseguido guardar. Lo más importante es que seas ordenado y responsable y que tomes conciencia real en torno a los gastos que mensualmente tienes.