Vivir en un departamento compartido

Aunque parezca algo sencillo, vivir en un departamento compartido puede no ser tan fácil que parece, sin embargo, algunos simples consejos te pueden ayudar a llevar una vida tranquila y sin sobresaltos, ahorrando al mismo tiempo algo de dinero.

  1. Aprende a repartir las tareas

Una de las premisas a la hora de vivir en un departamento compartido es repartir de forma adecuada y equilibrada las molestas tareas domésticas.

La mejor forma de hacerlo es creando un sencillo calendario en el que se marquen todas las tareas pendientes y los responsables de cada una de ellas.

  1. Comparte los gastos comunes

Así como se comparten las tareas, lo ideal es que también compartas los gastos comunes, eso sí, de forma equilibrada evitando que alguien pague más que otro, recuerda que mantener los servicios básicos es cosa de todos.

Esto además te ayudará a ahorrar más dinero del que incluso tenías previsto en un comienzo.

  1. Procura que todos cumplan los pagos

Algo que puede traer muchos problemas para la convivencia es el incumplimiento de los pagos del departamento, además que en algunos casos puede hacer que todos tengan que hacer frente a un gasto extra de dinero en penalizaciones por mora.

Lo ideal es que se cree un sistema de control interno que todos cumplan y permita evitar que los retrasos en el pago sean un problema frecuente.

  1. Recuerda que no vives solo

La de las claves que te permitirán vivir en un departamento compartido sin estar en un infierno es recordar cada día que vives con otras personas, lo que implica que cada una de las personas que vivan juntos debe aprender a convivir.

La limpieza, el orden y el respeto deben ser tus premisas, y ante cualquier inconveniente lo ideal es que la comunicación sea la forma en que se resuelvan estas situaciones.

  1. Reglas clara conservan amistades

Cuando cohabitan en un departamento el colocar reglas generales y claras permitirá que la vida de todos sea mucho mejor.

Reglas sobre visitas, fiestas y derechos de cada uno de los habitantes del departamento además de facilitar la relación hará que resolver cualquier conflicto se haga con mucha más rapidez.

  1. Ante todo se amable

Ten presente que al final de cada día nadie quiere compartir con alguien negativo, enojado o poco agradable, más aún si no se ha dado pie para este tipo de actitudes.

Lo ideal es intentes mantener un ambiente de cordialidad con tus compañeros, aun cuando tu día no haya sido el mejor, recuerda que una mala actitud puede terminar empeorando aún más tu día.

Si No Estás Listo

Después de saber todo lo que implica vivir en un departamento compartido, puede que pienses que no estás preparado para afrontar este cambio.

Eso sí, si necesitas ahorrar algo de dinero puede que esta sea tu mejor opción entonces, piensa bien antes de tomar tu decisión, estudia los pro y contras y no te cierres a esta alternativa.

Info: www.milanuncios.com